lunes, 28 de enero de 2008

ALFILER

Fui alfiler hundida en el suelo,
clavada en la tierra
para no volar
en los vientos de la tristeza.

Fui alfiler clavada en mi pecho,
planicie despoblada
donde nada crece
salvo el hastío.

Fui y nunca volví,
fuí y nunca supe ser
hombre en el espejo.
Yo No Mujer me consumió
como viento y agua
furiosos,
constantes,
desgastando mi ser
para hacerme tábula rasa.

Yo Mujer me rescató
de entre mis huesos,
encontrándome la carne,
soplándome la vida.