lunes, 28 de enero de 2008

Yo No Mujer me consumió
como viento y agua
furiosos,
constantes,
desgastando mi ser
para hacerme tábula rasa.

Yo Mujer me rescató
de entre mis huesos,
encontrándome la carne,
soplándome la vida.

No hay comentarios: