lunes, 26 de abril de 2010

Corazón de Estrofa

A fuego rápido, huidizo, impaciente

Se cuece el corazón en una cazuela de barro,

El mismo en el que chapoteamos

De niñas.

Ahora el corazón huele a especias,

Romero, hierbamala, tomillo y latidos

Dan una salsa amarga

Que al reposar cubierta con un paño blanco

Se puede comer en rojo.

1 comentario:

MiLaGroS dijo...

Que original y bonito. Me ha encantado. Un abrazo