jueves, 21 de mayo de 2009

PEQUEÑO-PEQUEÑA

Cuando eres Pequeño-pequeña
ser dos es mucho.
Como era muy malo-mala
en matemáticas
mi división acababa en suspenso.
Tenía que ser yo-yo
sin posibilidad de regreso.


De pequeña me decían

que quisiera ser tan alta como la luna,

yo prefiero ser pequeña como la tierra

y volar alto hasta la luna.