viernes, 28 de agosto de 2009

Usar la cabeza como remiendo
de esta brecha abierta
en las tierras de mi pecho.

Plantar un árbol sin raices
que impidan corrimientos de vida
que me entierren
en la arena del tiempo.

No hay comentarios: