lunes, 5 de mayo de 2008

MIRALEJOS 10

10.

Una gaviota punzó la humedad de la mañana,

Goteó añil sobre el rocío de la noche.

El Lorenzo quebró el horizonte con su peso,

Derramando luz entre los cabellos

De Miralejos.


El Afilaor, lona de blanca espera,

Reflejó sombras de rizos, conchas y un miedo,

Miedo a ser y no dejar de ser.


El miedo es una piedra roma que no da filo

Al futuro.

No hay comentarios: