lunes, 5 de mayo de 2008

MIRALEJOS 4

4.

El levante se escondía

En los vuelos de Miralejos

Cuando una flauta llenaba el aire

Con asomos de escapismo,

Con silbidos de reencuentro.


Miralejos giraba y taconeaba

Y el levante le subía por el pecho

Y le anudaba el cabello

Y le pintaba caracolas.

No hay comentarios: