lunes, 5 de mayo de 2008

MIRALEJOS 3

3.

Un camino de sol lechoso

La guiaba hasta donde las olas se hacían añicos,

Sembrando de espejos las orillas.


Miralejos nunca pisaba la arena,

Para no dejar huellas.

En la mar, una pisada viajaba en las corrientes,

En la arena, se ahogaba por la mar.

No hay comentarios: